miércoles, 28 de agosto de 2013

¿Te puedes equivocar en 115.000 euros en la facturación? UGT no, UGT hace lo que hace, robar.

¿Te puedes equivocar en 115.000 euros en la facturación? Poder claro pues somos humanos, todo el mundo se equivoca, yo estuve en una gestoría y llevaba facturación de varias empresas y hay que llevar cuidado, puedes equivocarte en él:

  • Importe: puede “bailar el dedo” y poner un cero de mas por ejemplo.
  • Código: suelen utilizarse para identificar al proveedor, cliente, banco… es posible equivocarse por ejemplo pones un código que creías que era del cliente A y es del cliente B. también se utilizan para los productos o servicios.
  • Número de factura: puedes equivocarte poniendo mal el número de factura recibida y después su orden de libro de facturas recibidas, incluso en emitir una factura pero es más difícil que lo anterior porque esta todo informatizado, falla mas el ojo humano que la máquina.


¿Y el concepto? Esto si va por código es difícil, pero si es de redactar a libre disposición de la empresa puede traer algún fallo si describe algo que tenga un tratamiento fiscal específico.
Esto es lo que ha hecho UGT. La federación andaluza encargó a la empresa Sicma Consultoría y Formación S.L. el "diseño y rotulación del bus" de la huelga, según detalla una de las facturas con las que justifica la información este rotativo. Esta factura (50/2010) del 15 de septiembre de 2010, que asciende a 5.428 euros, hace referencia al vehículo que, semanas antes de la huelga general del 29 de septiembre de 2010, paseó por ciudades andaluzas con eslóganes que animaban a los trabajadores a participar. 
Pocos días después de recibir esta factura, el 27 de septiembre del mismo año, la Vicesecretaria General de Administración y RR.HH de la entidad envía un email a la empresa Sicma solicitando "que nos cambien el concepto de la misma". En el mismo correo electrónico indican que en "el concepto que tiene que aparecer en la factura es publicidad" y en el programa "desarrollo de acciones formativas de formación profesional para el empleo".

La empresa rectificó inmediatamente la factura, aunque en el concepto continúa apareciendo "bus de la huelga", al lado de los conceptos indicados por la federación andaluza del sindicato.  Aunque fue igualmente incluida en los gastos  de un curso para la formación de monitores de educación ambiental financiado por la Junta y fondos europeos. 




Presentados los hechos, ahora expreso mi pensamiento con esta imagen: